El caso de Phineas Gage.

Datos personales.

.- Nombre del paciente: Phineas Gage,

.- Sexo: Masculino.

.- Fecha de Nacimiento: 1823, Condado de Grafton, Nuevo Hampshire, Estados Unidos.

.-Fecha de Muerte: 21 de mayo de 1860, no superó los numerosos ataques epilépticos a causa del accidente sufrido y demás secuelas cerebrales.

.-Fecha del accidente: 13 de Septiembre de 1848.

.- Antecedentes relevantes: gracias al Dr. Harlow que fue uno de los doctores que siguió más de cerca este caso podemos obtener tantos datos sobre los hechos que sucedieron y cómo repercutieron en la vida del paciente.

Las personas que conocían Phineas, lo describían como un joven reservado, responsable, constante y muy válido para su trabajo, el paciente trabaja en la construcción de la vía de ferrocarril Rutland & Burlington, al sur de la localidad de Cavendish, Vermont. En el momento del accidente Phineas era el capataz de un grupo de trabajadores y su función era la de preparar las detonaciones perforando un agujero en la roca, añadiendo explosivos, un detonador y arena, para terminar compactando esta carga con una barra de hierro.

. Descripción del caso

Estando realizando el paciente sus labores como responsable de manipulación de la pólvora para hacer reventar las rocas que se encontraban en el itinerario de la vía, se cree que por error al no compactar bien la grava en el agujero y como consecuencia la pólvora al estallar hace que una barra de hierro que está dentro del agujero salga despedida impactando a Phineas, al cual atravesó por el lado izquierdo de la cara, pasando por detrás del ojo izquierdo y saliendo por la parte superior de la cabeza.

Phineas después de recibir el impacto de la barra de hierro se mantiene consciente, ante la sorpresa de todos los que le rodean, dado el época en la que se produce el accidente los medios son muy limitados para poder hacer cualquier prueba estructural para saber el alcance de los daños causados en la cabeza Phineas, este mejora rápidamente, por lo cual el Dr. Harlow, médico del pueblo le da el alta a los dos meses del accidente.

  • Diagnóstico. Pronostico.

Sin embargo, y tras su restablecimiento físico, Phineas comienza a comportarse de una manera sorprendente y alarmante, ante la mirada de todos sus conciudadanos, entre esas características podemos destacar:

.- En el aspecto cognitivo:

.- Lo más notable es su falta de organización y planificación.

.- Pierde su trabajo en la construcción de las vías, debido principalmente por su poca constancia y las constantes riña con sus compañeros.

.- Se vuelve irregular, impaciente, descuidado.

.- Su lenguaje se vuelve ordinario, aún así manteniendo una capacidad lingüística completa.

.- No es capaz de terminar cualquier tarea que comienza, dejándolo pocos momentos después de haberla comenzado.

.- Aspecto neuro-motor

.- En el aspecto neuromotor no pierde ninguna dificultad significativa es capaz de andar así como de manejar tanto la motricidad gruesa como fina.

.- En el aspecto emocio-comportamental:

En el aspecto emocional comportamental es en donde comienza a tener más déficits entre ellos se destacan:

.- Alta impulsividad, falta de autocontrol, persona muy caprichosa y poca tolerancia la frustración.

.- Es una persona que cuando es contrariada se vuelve Terco y obstinando.

.- Según describe el Dr. Harlow: “el equilibrio entre su facultad intelectual y sus propensiones animales se había destruido“.

.- Realizaba conductas no convenientes, y mal vistas como llegar a desnudarse delante de los vecinos (no tiene una percepción correcta del contexto).

Realmente éstos, lo que se estaban encontrando es “con otra persona”, Phineas había cambiado totalmente, siendo acusado por alguno de ellos de “endemoniado y poseído”. Se le diagnostica como paciente con personalidad perturbada, más propia de un animal (muestra los instintos y la impulsividad en su conducta) que de una persona.

  • Aportes a la Neurología.

Es uno de los casos en donde cualquier persona si nos ponemos en la época en la que se desarrollan los hechos y dado el poco avance tecnológico para diagnosticar y rehabilitar a Phineas, era algo previsiblemente normal, ya que no se sabía de la especialización de los lóbulos cerebrales y el funcionamiento de cada uno de ellos, dado que en aquellos tiempos la base científica estaba especializado en el estructuralismo lo cual se creía que unas partes del cerebro no estaban coleccionadas con otras y menos aún con el comportamiento, es por ello que incluso lo trataran de endemoniado, a fecha de hoy y revisando la historia de este caso, darían por concluido que una lesión en el lóbulo frontal afectan tanto a la planificación, organización, memoria ejecutiva, estados emocionales, impulsividad… Etc., Diagnosticando un “Trastorno orgánico de la personalidad, del comportamiento y de las funciones ejecutivas, derivadas del traumatismo en el lóbulo temporal”. Desarrollemos este aspecto tan importante para la neurociencia y para todos los que estamos interesados en el tema.

Los trastornos de la personalidad secundarios al daño cerebral se han relacionado en su mayoría con lesiones en el córtex prefrontal o en los circuitos frontosubcorticales. Las lesiones en el córtex orbitofrontal, causan desinhibición, irritabilidad, agresividad, afecto inapropiado, egocentrismo, hipersexualidad o conducta social inapropiada. Las lesiones en el cingulado anterior o circuito frontosubcortical asociado generan cuadros de apatía caracterizados por indiferencia, desmotivación, reducción de la iniciativa y falta de espontaneidad.

Otros de los neurólogos interesados en este caso fue Antonio Damásio que estudió en profundidad el caso de Phineas Gage así como otros casos similares. En la “teoría del marcador somático” sugiere que existe una relación entre los lóbulos frontales, la emoción y la toma de decisiones. Así mismo considera este caso como histórico por creer que fue el comienzo del estudio de la base biológica del comportamiento. También la investigadora Hanna Damásio ha profundizado en el conocimiento del caso de Phineas y en la localización de sus lesiones utilizando los restos del cráneo y la barra para hacer una simulación por ordenador de la posible trayectoria de esta, concluyendo que la barra había afectado la zona medial de ambos lóbulos frontales.

En el pasado, los investigadores podían estudiar la conducta de una persona con daño cerebral y no saber la localización exacta de las lesiones, uno de los grandes avances se dio con la aparición de la tomografía computarizada a principios de la década de 1970, y posteriormente de la resonancia magnética en 1981, permitieron visualizar lesiones in vivo, ofreciendo datos neurorradiológicos que confirman el vínculo entre comportamiento y córtex prefrontal, descrito en nuestro caso, y por eso la importancia del mismo.

Secretos del lóbulo frontal.

Que importante es la función ejecutiva, dado que el cerebro trabaja en red (interaccionado) y si hay un área que nos relaciona con nuestra identidad y nos diferencia realmente del resto de las especies es el lóbulo frontal, las neuronas frontales responden a diferentes cosas dependiendo del contexto, responden a un gato o al vecino en el ascensor de acuerdo con su percepción y contexto y si existe un daño frontal se perjudican la toma de decisiones, la interacción social, la memoria, incluso el lenguaje y la constancia, es decir y como ya hemos indicado las funciones ejecutivas, de planificación y resolución de problemas tan importantes en los humanos.

  • Conclusión.

El lóbulo frontal sigue siendo uno de los grandes aliados de nuestro cerebro, dado que tanto las capacidades cognitivas, las emocionales, la planificación y ejecución de tareas, y en un futuro como psicólogos es una de las áreas en donde deberíamos centrarnos a la hora de hacer una entrevista, posibles daños en el parto, antecedentes de alguna enfermedad infecciosa en las meninges, golpes de importancia, dado que muchas de las patologías que están asociadas a la hiperactividad así como el control de impulsos tanto en adolescentes niños o mayores, vienen producida bien sea por un daño en esta parte del cerebro como por una inflamación, en esto también tiene mucho que ver la alimentación dado que los neurotóxicos que consumimos diariamente en muchos productos elaborados son muchas veces la causa de este inflamación del lóbulo frontal asimismo estudios recientes hechos por el doctor Marcos Mazzuca y colaboradores en donde llegan asociar la inflamación del lóbulo frontal y patologías como la hiperactividad, falta de control de impulsos, inhibición de reflejos…etc asimismo se está empezando a valorar los conservantes y excipientes de muchas vacunas que están infectando el organismo de metales pesados, dando consecuencias tan dañinas para el organismo de los neurotransmisores que estos llegan infestados al cerebro como a otros órganos del cuerpo.

Bibliografía.

Acerca de Psyqué

Mielinizado, después de todos estos años que llevo aprendiendo, por fin, aprendo a aprender.
Esta entrada fue publicada en Trabajos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s